8/6/13

Maldita condición de poeta

¡Maldita condición de poeta
que se apodera de mi!
Maldito corazón, si, este corazón
que siente, y siente mucho.
Malditos mis ojos que te buscan,
malditas mis manos que anhelan tocarte,
maldito mi cuerpo que te desea,
maldita la libido, la lujuria, la sexualidad,
malditas todas ellas que no comprenden
que acá no estas.
Maldito el tiempo que pasa lento
y se burla de mi,
maldito el destino que te puso aquí,
en mi camino, en mi mirada, en mis palabras.
Malditos estos labios que sueñan con los tuyos,
malditos sean los tuyos que se escapan,
maldito sea tu ego, que es inalcanzable.
Maldita sea tu escencia que permanece,
tu pasado y tu presente, malditos ellos también,
malditas tus palabras y tus acciones,
y maldita sea tu ingenuidad, tan grande
que no te das cuenta de este sentir.
Maldito sea el día que apareciste,
el día que me miraste, el dia que me hablaste,
maldito seas, porque otra cosa no puedo decir.
Maldito sea el romanticismo, los vicios, el alcohol
que te traen en cada pensamiento,
maldito seas, y que como maldito que sos

te vayas abandonando este maldito corazón.

No hay comentarios: