3/11/10

No puedo quitar mis ojos de vos

No debiste haberme sonreído tan generosamente,
porque no pude más sacarte de mí.
Cuando ya sólo el vacío existía,
tus caricias, tus besos, tus palabras ¡Imposible no desearte!
No tenías que mirarme,
destruiste todas mis barreras,
y cuando toda esa armadura llegaste a romper...
¡No debías decirme que me amabas! Porque ya no pude evitarlo.
Cualquier dolor lo esfumaste,
todas las puertas fueron abiertas,
y aprendí a amarte, a hacer mía esa sonrisa,
a que tu calor se quede en mi cuerpo,
y el caramelo de tus labios me acompañe siempre,
que tus ojos buscaran solo los míos,
y que la melodía de tu voz me regalara mil "te amo".
Logré que seas mío y que conmigo sueñes,
que seas la razón de mis despertares y mi alegría por las noches,
que cambiaras las estrellas,
y que a donde vaya, solo tu rostro me acompañe.
Conseguí que me amaras, y que yo te amara para siempre.

1 comentario:

Diego dijo...

Es amor!!!!
Qué lindas palabras!!!!
Saludos. Diego.