24/11/09

Tan lejos como pueda llegar

El reloj vuelve a dar las 12,
una noche más, una noche que vuelvo a perder.
El reloj vuelve a dar las 12,
y yo sólo deseo escapar de estas cuatro paredes.

La luna se asoma una vez más,
eterna, pálida, tan hermosa.
¡Deseo poder alcanzarla, poder poseerla!
Y sólo escondo mi rostro como siempre tras el fino vidrio.

Y transcurre, vuelve a amanecer,
otro día comienza, otra mañana para descansar.
Vuelve aquella ilusa esperanza de que esto termine,
y yo pueda volver a sentir aquél calido sol.

No hay comentarios: