10/10/09

Esta noche cambiaré

Aveces uno cree, que después de tantas caidas uno se endurece, se hace fuerte y se acostumbra.. Bien, todo eso es mentira, uno nunca se endurece, nunca se acostumbra a que las cosas terminen, y nunca pero nunca van a ser fáciles de tomar. Después de tantas veces que uno llora, cree que se va a quedar sin lágrimas, que ya lloró lo suficiente como para seguir llorando, y esa es otra mentira, más y más lloras. Entonces pasa el tiempo, y ponés los pies sobre la tierra, y la auto-convences a tu mente de que lo que hiciste fue lo mejor, y que siempre va a haber algo mejor, algo que termine de llenar ese vacío y que te va a hacer feliz. Entonces tratas de olvidar, y volvés a ser quién eras, volvés a tu vida. Claro, hasta que haya otra caída.
Quizas mi mamá tenía razón.. No existen los Romeo, los Werther, los Aragorn.. simplemente están en aquella literatura, que tanto me gusta, y que tango me da esperanzas, de que sí, de que algún día yo salga y esté mi Werther esperando. Ja.. hasta que volvemos a la realidad, y nos damos cuenta, que no hay hombres Werthers..

No hay comentarios: