27/9/09

Me pregunto si podrías odiarme, sabiendo que intenté ser una mejor persona

El tiempo pasa rápido,
a veces no puedo alcanzarte
y siento perder el ritmo, me siento caer
y de repente todo vuelve a ser oscuro.

Tus manos una vez más me encuentran
y ya nada es inseguro,
más que mis ganas de llorar
insaciables. Perdón, aún no aprendí.

Veo todo desvanecer a mi lado,
veo la gente correr, pero yo quiero quedarme aquí
tengo miedo a moverme mi amor,
no quiero perder una vez más.

Entonces el temor vuelve, pero
tus ojos me miran, y yo me olvido de todo,
tu voz resuena, ahuyenta todos los demonios,
y yo por fin puedo descansar en tu pecho, como tanto añoraba.