25/2/09

el sol y la luna se fundieron sin miedo en tus ojos

En medio de tanta miseria
de tando dolor, soledad
aparecieron tus dorados
y lograron prender aquella luz.
Cuando mi corazón seguía llorando por el pasado
cuando ya nada me hacía sonreir
un grito tuyo bastó para levantar la vista
y eras vos, aquel tesoro oscuro
que hoy es mi perdición.

No hay comentarios: