10/6/08

Maldito sea tu amor, tu inmenso reino y tu ansiado dolor



No hay opciones
no soy yo quien lo decide
no hay maneras de controlarlo.. lo sabes
Es una bizarra posesion
que destruye mi piel
que atormenta mi mente..
¡Pero que placer aquel!
Por que nada se asemeja a esa tranquilidad
a ese dolor.. a esa sensacion
Por que en esos momentos..
es el unico modo de volver a respirar...

No hay comentarios: